El planeta dejó atrás el 2020, año marcado por la pandemia del coronavirus que obligó a miles de millones de personas a celebrar el Año Nuevo en la intimidad de la casa. Solo en algunos países asiáticos, donde el covid-19 se encuentra controlado, se efectuaron espectáculos públicos.

01/01/2021 En Sídney, (foto de arriba) los famosos fuegos artificiales de Nochevieja iluminaron el puerto, pero con pocos espectadores. Los planes para permitir multitudes fueron descartados después de la aparición de un reciente brote de covid-19, que suma unos 150 casos.




Alemania. La tradicional celebración en la Puerta de Brandeburgo fue cancelada debido a la pandemia y tampoco se permitió el uso de artículos de pirotecnia. En su mensaje al país, la canciller Angela Merkel advirtió que las secuelas de la crisis por la pandemia seguirán en el 2021.




Emiratos Árabes Unidos. Dubái celebró el nuevo año con un espectáculo en Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo.



Tailandia. El cielo sobre el río Chao Phraya, en la ciudad de Bangkok, se alumbró con los fuegos artificiales.




China. La población de Wuhan despide el 2020, el año en que la ciudad se hizo famosa por ser el centro del inicio de la pandemia.




Sri Lanka. Hay un sentimiento común en todas las celebraciones: el deseo de que en el 2021 el mundo se libre del coronavirus.