La vacuna desarrollada por investigadores de la Universidad de Oxford para la Covid-19 es segura y ha logrado generar una respuesta inmunitaria potente en los más de 1000 voluntarios que han participado en un primer ensayo clínico. Según informan en un artículo científico en The Lancet, la vacuna ensayada ha logrado generar anticuerpos neutralizantes, necesarios para bloquear el virus, y también inmunidad celular, el tipo de respuesta capaz de eliminar las células del organismo infectadas y generar memoria inmunitaria.


A pesar de que son preliminares, los resultados obtenidos resultan “esperanzadores” y los científicos esperan ahora poder comprobar en un gran ensayo clínico con decenas de miles de voluntarios en Reino Unido, pero sobre todo Brasil y Sudáfrica, dos países con una gran incidencia de la Covid, su efectividad para prevenir la infección por SARS-CoV-2. De ser así, aliados con la farmacéutica AstraZeneca, comenzarían a producir 2.000 millones de dosis antes de finales de año.